El día 5 de julio se dio la primera audiencia pública para la revisisón de la ordenanza pro ideología de género de la municipalidad de Lima. Es lamnetable que antes de responder a las verdaderas necesidades de la ciudad como son el transporte, la seguridad ciudadana, la contaminación ambiental, la delicuencia o los niños y ancianos abandonados en las calles se esté atendiendo a sectores ideologizados en reclamos que no le compete regular a la municipalidad.
Según un artículo publicado por ACIPRENSA El Director de la Oficina para América Latina del Population Research Institute (PRI), Carlos Polo, y miembro de nuestra institución, quien estuvo presente en el foro realizado ayer en la municipalidad, denunció que la moderadora del evento, la conocida feminista Silvia Loli, les dijo a quienes se oponen a la ordenanza gay que “si no opinan sobre el texto presentado, ustedes se atendrán a que esto salga así”.

La ordenanza promovida por el regidor Manuel Cárdenas busca “promover la igualdad de género y evitar la discriminación por orientación sexual”, un argumento con el que Villarán, criticada en los últimos días por su poca productividad al mando de la comuna limeña, violentaría la libertad religiosa de más del 80 por ciento de la población.
Esta norma obligaría a la población a aceptar “muestras públicas físicas de afecto en locales comerciales de atención al público en general y/o en espacios públicos”, incluyendo escuelas.
Al dar la palabra, “privilegió a los activistas del colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), los cuales pudieron participar más de una vez. Cuando comenzó a escuchar críticas a la ordenanza fue que lanzó la frase amenazadora (citada líneas arriba) dando la idea de que no nos necesitaba en ese lugar porque la ordenanza saldría de todas maneras”.
Esta audiencia fue sólo un saludo a la bandera por los activistas LGTB de la municipalidad y trató de minimizar la participación de personas que buscan que se mantenga una discusión y debate en la búsqueda de l bien común y no atender a minorías ideologizadas.
Creemos y mantenemos la opinión que los homosexuales deben ser respetados en todos los derechos que competene a la persona, pero no se puede en respuesta a esos derechos pretender que sus sentires u opiniones se conviertan en ley y obligar a más del 80% de la población que no piensa como ellos a hacerlo.
Lo más importante en cualquier debate es buscar honestamente la verdad y favorecer al bien común y esto no está sucediendo en el marco de la querida ordenanza de la Municipalidad de Lima.
Los invitamos a sumarse a la carta de protesta que está enviando la organización Tradición y Acción por la libertad de conciencia. Ellos se encargarán de hacerla llegar a los directivos de la Municipalidad.
http://www.libertaddeconciencia.pe/  y no se olviden de seguir adhiriéndose y promover el manifiesto sobre la ordenanza publicada en el post anterior.

Anuncios